Familia

Sorprende a mama con detalles de amor en su día

Como dice el dicho, no se puede comprar el amor. Esto aplica a la perfección con el amor de una madre que es el más grande, incondicional y único que tendrás en tu vida. A mí me gusta decir que el Día de la Madre es todos los días, pero aprovechamos esta fecha para homenajearla como se merece.

¿Qué te parece hacer algo diferente este año que realmente la sorprenda y emocione? Aquí tienes las mejores ideas para sorprender a mamá en su día.

1.Una sorpresa que la lleve a su infancia
¿Recuerdas los momentos, juguetes, lugares, sabores y aromas de tu infancia? De solo pensar en ellos se me pone la piel de gallina. A tu madre le sucede lo mismo, por eso este año le darás una sorpresa que la trasporte a sus días de juegos y risas.
¿Recuerdas alguna historia de su infancia que ella te haya contado? ¿Tenía un juguete favorito, un libro que la haya marcado o un plato que solo hacía la abuela cuando ella era pequeña? Recréalo. ¡Le encantará!

2.Galletas que la describan
¿Cuántas veces le has dicho a tu madre lo maravillosa que es? Menos de las que deberías, ¿verdad? Aprovecha a decirlo con unas ricas galletas que la harán feliz a ella y a su estómago. Cada galleta tendrá una palabra que la describa: maravillosa, paciente, cariñosa, inteligente, piadosa, exigente, protectora.

3.Pequeñas sorpresas cada hora
Solo hay una cosa mejor que una sorpresa, muchas sorpresas. Haz algo especial por tu madre cada hora de su día. Comienza con un desayuno en la cama, sigue con un ramo de flores, un almuerzo especial, su película favorita luego de comer, una tarde de picnic en el jardín, una noche a la luz de las velas.

4.Un álbum de fotos o un vídeo con recuerdos.
Crea un álbum de fotos o un vídeo de su vida juntos, desde que naciste hasta hoy. Haz que esta sorpresa muestre todo lo que han vivido juntas y todo lo feliz que ella te ha hecho sentir. ¡Se emocionará hasta las lágrimas, te lo aseguro!

5.Cita a todas las personas importantes para ella y haz una sesión de fotos
Cita a todos quienes hayan sido importantes en su vida, sus hijos, su pareja, sus padres, sus amigas de la infancia, su profesora favorita de la primaria, una vecina querida, una amiga que no ve hace mucho tiempo. Invítalos a tu casa y haz una tierna sesión de fotos. ¡Nada la hará más feliz!
pie de foto.