Noticias de Chiapas

Piden asociaciones civiles detener ecocidio en la Meseta de Copoya

Organizaciones Ecologistas afirmaron que las autoridades ambientales deben frenar el ecocidio que está ocurriendo en la Meseta de Copoya, la cual funciona como zona natural de amortiguamiento de derrumbes, deslaves y es un regulador del clima para la capital chiapaneca.

 

Cynthia Reyes Hartman, integrante de la Unión por la Conservación de la Meseta de Copoya, mencionó que esta zona protegida ocupa 2 mil 870 hectáreas y alertó que si la nueva Carta Urbana de Tuxtla entra en vigor, se hará oficial el cambio de suelo de área de conservación a uso habitacional, sin importar que sea una zona de riesgo. En ese sentido, exigieron que antes de ser publicado el documento, el cual tiene vigencia hasta el 2040, se corrija ese cambio y regresen a Conservación Ecológica las hectáreas que fueron cambiadas de estatus.

 

Confirmó que hay partes de la Meseta que sí tienen permiso de uso habitacional, sin embargo gran parte de ella todavía es área de conservación, aunque queda claro que el terreno no es el adecuado para la construcción.

 

La meseta de Copoya forma parte de los municipios de Chiapa de Corzo, Suchiapa y principalmente en Tuxtla Gutiérrez y fue decretada como área de conservación en 1997. Asimismo reveló que es el predio denominado Montecristo y Pakal, pertenecientes a la familia Pavía que están en el margen del arroyo San Roque, son áreas que afectan a la Meseta por la evidente explotación del uso de suelo.

 

Por último indicó que han presentado denuncias ante la Secretaría de Medio Ambiente e Historia Natural, la Secretaría de Medio Ambiente y Movilidad Urbana del Municipio de Tuxtla Gutiérrez, la Procuraduría de Medio Ambiente del Estado y una más por el ICIPLAM ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.