Vivir bien

¿Por qué quemamos el muñeco de año viejo?

En Colombia esta tradición se encuentra más arraigada en Nariño y Putumayo donde incluso, hay concursos que premian los más creativos muñecos. En el Cauca, Tolima, Huila y Quindío también hacen de esta costumbre todo un espectáculo para los visitantes que llegan en calidad de turistas, Armenia por ejemplo se destaca por el comercio que gira en torno a los muñecos de año viejo donde la oferta supera por mucho los mil monigotes.

El Significado

El muñeco de año viejo se quema a la medianoche del 31 de diciembre como una forma alegórica de despedir el año que pasa y recibir el que llega.

Con la incineración lo que se busca es generar un ritual de purificación que permita dejar la mala suerte o las energías negativas de ese periodo que termina y lograr una positiva transición.

Origen

Como muchas otras costumbres en América latina la de la quema del año viejo también puede deber sus orígenes a España. Algunos historiadores especulan que el ritual local con el monigote posiblemente corresponde a costumbres derivadas de rituales paganos europeos como los Saturnales de los romanos o rituales celtas como el Olentzero del País Vasco y Navarra.