Noticias de Chiapas

Niegan que problema entre Chenalhó y Chalchihuitán sea por religión

Grupos de activistas extranjeros, centros que se dicen ser defensores de los derechos humanos y la incompetencia de las autoridades, no permite se resuelva el problema limítrofe entre Chenalhó y Chalchihuitán, señaló Esdras Alonso, apoderado legal del Ejército de Dios, quien descartó se trate de un problema religioso.

“Todos sabemos que en Chenalhó han existido problemas religiosos, pero este no es el caso; aunque muchos han especulado que la mayoría del pueblo evangélico de Chenalhó apoya a Rosa Pérez y de ahí viene el problema, pero todos sabemos que ese conflicto limítrofe lleva más de 40 años”.

Otro Acteal

Esdras Alonso coincidió en que se podría repetir otro caso similar a Acteal, “es como si se estuviera repitiendo la historia y como que los mismos actores andan por ahí, es muy riesgoso todo esto, pero al igual que entre los años de 1995 y 97, hay quemas de casas, desalojos, grupos religiosos metidos, de derechos humanos y grupos de extranjeros que solo quieren dejar en mal a nuestro país”.

Reiteró que es necesario los grupos de activistas no intervengan intentando politizar el asunto, en lugar de buscar soluciones viables, “debe imperar el Estado de derecho, la presencia de gente armada en la zona ya es un riesgo, debería intervenir la Federación, pero los supuestos defensores de derechos humanos solo obstruyen la aplicación del orden jurídico”.

Por último, mencionó que de ser necesario debe intervenir el Ejército ya que la situación se está saliendo de control, “el gobierno estatal ha sido rebasado, no tiene todos los instrumentos jurídicos y ahora los organismos de derechos humanos, en lugar de abonar que se solucione el asunto son los que cuestionan todo tipo de legalidad, es necesario la Federación ponga orden en la región antes que reviente”.