Arte y Cultura

La escritora y periodista Elena Poniatowska convive con jóvenes de bachilleres

Elena Poniatowska convivió con jóvenes del Colegio de Bachilleres de Oaxaca (Cobao) en este municipio, plantel 32, ante quienes rememoró parte de su vida, habló de sus libros y les dio algunos consejos.

En el interior de una carpa colocada a un costado del convento de este lugar, donde fue fusilado el independentista Vicente Guerrero, se dirigió sobre todo a las estudiantes para exhortarlas a no cesar en sus estudios ni en la persecución de sus sueños.

En el municipio que se dice “La Cuna de la Danza de la Pluma”, como parte de las actividades complementarias de la 37 Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO), buscó convencer a las jóvenes presentes a que pueden ser más, ser profesionistas, y no depender de los hombres.

Recomendó a las estudiantes a ser leales a lo que son, a lo que hacen, no darse por vencidas y empeñarse en conseguir lo que quieren, y les insistió en que busquen ser profesionistas.

En un caso particular, recomendó que si se quiere vivir del periodismo o de escribir, lo primero que deben hacer es escribir, llevar un diario que se convertirá en una crónica, y eso luego será periodismo o literatura.

Durante la charla. que también contó con la presencia de autoridades del Cobao y de los gobiernos local y estatal, la autora de libros como “Hasta no verte Jesús mío” aseguró que la fuerza la tienen los jóvenes, la energía; el futuro y el triunfo les pertenece.

La autora habló de varios temas en su conversación, entre ellos de los libros que ha escrito, los que hace actualmente, y que adelantó están basados en entrevistas, como siempre lo ha hecho.

También hizo referencia a la situación política nacional, de las mujeres que han marcado su vida, su escritura, como Tina Modotti, Leonora Carrington o Jesusa Palancares, esta última oaxaqueña.

Asimismo habló de un caso ocurrido algunos años atrás en Tijuana, Baja California, y que le llevó a escribir el texto periodístico “La herida de Paulina”.

Igualmente, señaló que sabe que ya le queda menos tiempo, ya tiene 85 años de edad, y por eso escoge más lo que debe hacer y va a terminar.

Al final, Elena Poniatowska, quien en la inauguración de la 37 FILO recibió un homenaje, fue despedida con una prolongada ovación y con música de banda de viento, como es tradicional en este estado.