Economía

Economía mexicana ha sido resistente ante entorno externo y complejo: FMI

El Banco de México dio a conocer la evaluación anual sobre la economía mexicana en 2017, que realizó el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI), la cual concluyó el 8 de noviembre pasado.

Entre sus conclusiones, se apunta que “la economía mexicana ha mostrado resiliencia frente un entorno externo complejo”.

Lo anterior, pues “el producto ha seguido creciendo a un ritmo moderado, mientras que la inflación ha aumentado temporalmente por arriba del intervalo de variabilidad del Banco Central”.

En tanto, “el tipo de cambio flexible está desempeñando un papel clave en ayudar a la economía a ajustarse a choques externos”.

Mientras “la consolidación fiscal va conforme a lo esperado, la política monetaria ha mantenido una postura restrictiva, y la supervisión financiera y regulación permanecen fuertes”.

Destacaron “el ambicioso programa de reformas estructurales está empezando a rendir frutos, aunque su impacto completo tomará algún tiempo en materializarse“.

Apuntaron que actualmente “se proyecta que la economía crezca un 2.1 por ciento en 2017” y que “el consumo privado sigue siendo el principal motor de la actividad, respaldado por las exportaciones manufactureras, mientras que la inversión se ha mantenido débil en medio de incertidumbre sobre el futuro de las relaciones comerciales de México con Estados Unidos”.

Adelantaron que “se espera que el crecimiento se desacelere ligeramente en 2018 antes de que retome velocidad a medida que se resuelva la incertidumbre”.

“La inflación general anual se ha acelerado a más de 6 por ciento (con la inflación subyacente anual en casi 5 por ciento), lo cual refleja principalmente la reciente liberalización de los precios de la gasolina. Se espera que tanto la inflación general como la subyacente converjan gradualmente hacia el objetivo para finales de 2018, mientras que las expectativas de inflación de mediano plazo permanecen bien ancladas”, abundaron.