Noticias de Chiapas

Iglesia católica en Chiapas recaudó más de 500 mil pesos para damnificados

Apreciamos y agradecemos la solidaridad que se ha manifestado, desde muchos países, hacia tantas personas que han sufrido por los terremotos y las inundaciones recientes, manifestó el obispo de San Cristóbal de Las Casas, Felipe Arizmendi Esquivel.

“Comparto aquí una relación de lo que hemos recibido y de los lugares hacia donde lo hemos canalizado, sobre todo en Chiapas y en Oaxaca, que son los prójimos más próximos.

Yo he recibido diversos donativos de familiares, de conocidos, de obispos hermanos y otros que llegaron en forma anónima, por la cantidad de 117 mil”, refirió.

Detalló que Caritas Diocesana además de muchos donativos en especie, recibió en efectivo la cantidad de 471 mil,916.45. En total, se han recibido 588 mil 916.45 pesos.

“Doy testimonio de que varias de nuestras parroquias han llevado su ayuda directamente a algunos de los lugares afectados o han hecho depósitos a las cuentas de las Caritas de las diócesis hermanas y de ello no llevamos un registro formal”.

El prelado dijo que esto se valora y se agradece de corazón, pues nadie ha quedado insensible ante los que sufren. Las parroquias de Socoltenango y Huitiupán ayudaron al Istmo directamente; otros lo hacen con toda generosidad sin informar a nadie. Siguen el consejo evangélico: Que no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha (Mt 6,3). Lo reconocemos grandemente.

“Lo que yo recibí, como en nuestra diócesis hubo pocas afectaciones a viviendas y personas, pues lo más grave han sido los daños a nuestros templos de los siglos XVI-XVIII, lo canalicé de esta forma: A la diócesis de Tehuantepec: 22 mil para lo que allá dispusieran según sus necesidades. A la diócesis de Tapachula, concretamente a la parroquia de San Francisco Tonalá: 95 mil para construir techos de seis viviendas y para otros rubros”, destacó.

Finalmente, monseñor afirmó que esta es una relación de lo que se recibió y a dónde se ha enviado. “Ofrecemos esta información, porque nuestros cooperantes tienen derecho a saber qué se ha hecho con sus donativos. Si pedimos transparencia al gobierno y a las demás instancias, debemos dar ejemplo de la misma. No presumimos, sino sólo compartimos fraternalmente lo que se ha hecho”.