Noticias de Chiapas

Entrega Peña Nieto apoyos a damnificados en Chiapas y sugiere creación de tandas para reconstrucción

El presidente Enrique Peña Nieto entregó esta tarde las primeras tarjetas del Fondo Nacional de Atención a Desastres (Fonden) a damnificados por el sismo del pasado 7 de septiembre en el ejido Benito Juárez de Villaflores y les pidió “hacer tandas” con el dinero otorgado para reconstruir sus viviendas familia por familia.

A un mes del temblor de magnitud de 8.2 que sacudió esta región del país, el ejecutivo federal explicó a las personas que perdieron totalmente sus viviendas que se les entregarán dos tarjetas para disponer de 120 mil pesos.

Quienes tuvieron daños parciales en sus viviendas, explicó, podrán disponer de un monto de 15 mil pesos para su reparación. Dijo que los recursos están disponibles desde este viernes.

“Para quienes perdieron la totalidad de su vivienda, vamos a darles un apoyo que les permita reconstruir la misma, con un apoyo que, a través de cuatro administraciones sumará un total de 120 mil pesos para cada vivienda afectada”, explicó.

Peña Nieto comentó que su administración ha establecido modelos y un plan piloto para demostrar cómo con 120 mil pesos se puede hacer un proyecto constructivo que permite “la reconstrucción de una vivienda digna y decorosa con dos cuartos”, con base en la nueva reglamentación de política en vivienda seguida desde el inicio de su gobierno.

En el acto de entrega estuvieron presentes ejecutivos del Banco de Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) y cientos de jóvenes brigadistas que empezarán a recorrer las comunidades para entregar personalmente las tarjetas en cada una de las casas de los afectados.

De acuerdo con información de Protección Civil del gobierno de Chiapas, el número total de casas afectadas por el sismo fue de 58 mil 365. Del total, 41 mil 569 registraron daños parciales y 16 mil 796, totales. En cuanto a éstas últimas, en más de cinco mil ya comenzó la demolición. En el resto -11 mil- se hará una segunda evaluación de afectaciones.

El presidente y sus tandas

En su discurso, el presidente Peña Nieto manifestó su esperanza de que “con la ayuda de todos, con el compromiso de todas y todos podamos hacer la reconstrucción de manera muy rápida y acelerada. Hay quienes me dicen que soy muy optimista, porque creo que en cuatro meses o cinco a lo más, nuevamente la vivienda, particularmente la vivienda estará reconstruida”, agregó.

No obstante, comentó que eso dependerá de que las familias afectadas realmente destinen el recurso económico que recibirán a la reconstrucción de sus viviendas. Incluso, pidió a todas las mujeres vigilen el buen uso y administración del mismo.

Según el mandatario federal, en los recorridos que ha hecho por las zonas afectadas ha visto que en algunos casos hay personas adultas o familias muy jóvenes, por lo que consideró necesario que haya “un gran sentido de solidaridad y de organización en el trabajo a desplegar el que puedan juntarse varias familias”.

Y hasta sugirió: “He pensado que en grupos de cuatro o cinco familias que hubiesen perdido su vivienda, sobre todo donde hubo daño total, puedan unirse para que, de forma conjunta, vayan reconstruyendo las viviendas de quienes integran estos grupos de trabajo… Creo que sí se organizan a modo de tandas, como suele llamarse, y deciden entre todos construir una primera casa, se sortea la de quien, luego la que sigue, la que sigue, así las cuatro casas y creo que trabajando en equipo pueden lograr la reconstrucción de sus viviendas”.

Peña Nieto garantizó a los damnificados que habrá asistencia técnica gratuita para que la reconstrucción permita que las viviendas sean más resistentes en el futuro. “No queremos que vuelva a temblar, pero de suceder pues que haya una mayor resistencia”, añadió.

Explicó que las viviendas con afectaciones totales tenían muchos años de haber sido construidas y no fueron bien edificadas. Dijo que para esa asesoría, además de personal especializado de los gobiernos federal y estatal, convocaron a jóvenes de escuelas de ingeniería.

En materia de infraestructura educativa, en Chiapas unas dos mil 286 escuelas resultaron afectadas por el sismo. De ellas, ellas unas dos mil 173 con daños parciales y unas 113 con afectaciones totales, lo que significa que deberán ser reconstruidas.

Al respecto, el presidente Enrique Peña Nieto dijo que en tanto se hace la reparación de los planteles afectados, se instalarán aulas móviles temporales para que los niños puedan seguir recibiendo educación. Por ello, aclaró que no será necesario suspender el ciclo escolar.
/Proceso