Existen abusos de rebeldes en Siria: Amnistía Internacional

Algunos grupos de oposición en Siria cometen abusos similares a los del gobierno del presidente Bashar Al Asad, dijo Amnistía Internacional (AI) en un informe, en el que documentó una “escalofriante” ola de torturas, secuestros y ejecuciones sumarias en zonas controladas por la insurgencia.
En su informe “La tortura fue mi castigo”, la ONG denuncia abusos cometidos por cinco organizaciones armadas que controlan partes de ambas provincias desde 2012: el Movimiento Nuredin al Zinki, el Frente del Levante, la División 16, el Frente al Nusra (filial siria de Al Qaeda) y el Movimiento Islámico de los Libres de Sham.

El documento difundido el martes se basó en entrevistas a unos 70 individuos que viven o trabajan en la provincias de Idlib y Alepo, ambas en el norte, y que en algunas partes son controladas por los rebeldes.
El informe se centra en cinco grupos rebeldes extendidos en las ciudades de Alepo e Iblid, al norte de Siria desde 2012 hasta la actualidad. De la coalición «Conquista de Alepo», que agrupa a 31 grupos rebeldes, el reportaje informa sobre las atrocidades cometidas por los grupos Frente Al-Shamia, Movimiento Nour al-Dine Zinki y División 16, así como de los grupos Jahbat-al Nusra y Movimiento Islámico Ahrar al-Sham de la coalición «Ejército de Conquista» de Iblid.

Amnistía Internacional denuncia que estos grupos rebeldes han creado su propio «sistema judicial Sharia» con fuerzas policiales, centros de detención, fiscalías y jueces en los que se juzga y castiga con tortura a los «infractores» que les critican o no siguen su ley.