Personajes

Maquillando el destino

Nuestra historia de hoy, trata sobre la vida de una persona que ha dedicado gran parte de su vida a realizar cortes de cabello, peinados y maquillaje, pero sobre todo de poder alegrarle el día a alguna de sus clientas, esta es la historia de Guadalupe Arcos pinto, quien es orgullosa de ser cultora de belleza.
La señora Guadalupe inicio su oficio en 1998 y sigue ejerciéndolo, pero ella nos cuenta que su motivación, la chispa, el deseo que la convirtió en lo que es ahora, es una razón muy sencilla, quería ocuparse de algo para no aburrirse y ganar un dinero extra, pero antes de ser una profesionista del maquillaje, trabajo en un laboratorio al cual renunciaría más tarde, para poder tener más tiempo para su hija, siendo esta una razón más para empezar en este oficio.
Mencionó que los inicios fueron difíciles ya que le tocó comenzar sola, por desgracia nadie la apoyo, tampoco hubo alguien que la influenciara o que la persuadiera, ella tomo la decisión de hacerlo y lo consiguió. De igual manera manifestó que ha tomado cursos para seguir actualizada y estar a la vanguardia, con los cortes más actuales además de la colocación de tintes.
“Me gusta transformar a las personas, haciéndoles peinado y cortes, para que luzcan diferentes y se vean muy bien al salir de mi pequeño salón de belleza, me gusta que la gente tenga confianza de pedir sus estilos de peinados”, mencionó con una sonrisa.
Sus aspiraciones para el futuro son muy sencillas, simplemente seguir ejerciendo este oficio hasta convertirse en una estilista profesional, que en base a sus cursos y sus ganas de superarse cada vez más, sus metas están por alcanzarse y volverse realidad, así que invitó a los lectores del Diario de Palenque a continuar buscando sus sueños.