PVEM: el gran derrotado

0
8

Luego de la jornada electoral se ubicó como la segunda fuerza electoral en Chiapas, encima de Chiapas Unido por solo 0.6 por ciento; los principales municipios tendrán gobernantes opositores al régimen.
La jornada electoral del domingo 19 de julio en Chiapas, dejó claro una sola cosa: el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) es el gran perdedor de la batalla. De acuerdo con el Programa de Resultado Electorales (PREP) el instituto político del que emanó el gobernador Manuel Velasco Coello, se ubicó como la segunda fuerza política en la entidad con el 10.48 por ciento de la votación, lo que demuestra un hartazgo a la actual administración de cara a la renovación del poder Ejecutivo en 2018.
Mientras las huestes del PVEM, echaron las campanas al vuelo durante el mes de campaña, la realidad la comenzaron a sufrir hacia la media noche del domingo, cuando de acuerdo con el PREP, el PRI se ubicaba como la primera fuerza política en Chiapas luego de 15 años de no tener un miembro de ese partido en la gubernatura.
El panorama para el partido gobernante luce desalentador cuando aún no ha concluido el proceso de cómputo de las actas de escrutinio, esto debido a que uno de los dos partidos satélites -Chiapas Unido- le pisa los talones, al obtener un total de 176 mil 237, es decir el 9.88 por ciento, lo que representa un 0.6 por ciento de desventaja.
Mientras el PVEM registra una caída libre en la aceptación de los chiapanecos, el PRI está a nada de volver por sus fueros, y, es que si las cifras se confirman habrá obtenido 349 mil 319 sufragios más lo que se acumulen, para así adjudicarse el 19.59 por ciento de las preferencias electorales en la entidad, tan solo en lo que se refiere a las presidencias municipales.
En cuanto la situación en la integración de la próxima legislatura, tiene las mismas tendencias, un PRI que en solitario logró 120 mil 847 votos, lo que representa el 7.34 por ciento, solo por debajo de Morena que logró 139 mil 406 votos lo que se traduce al 8.47 por ciento.
Sin embargo, el crecimiento de Morena no se traducirá en mayoría en el Congreso del Estado, toda vez que la alianza que formaron PRI-PVEM-NUEVA ALIANZA-CHIAPAS UNIDO obtuvo 583 mil 355 sufragios para un 35.44 por ciento.
Otra alianza que encabezó el Verde fue con Nueva Alianza y Chiapas Unido en algunos distritos, obteniendo 195 mil 097 votos que le dan el 11.85 por ciento.
La peor bofetada que la ciudadanía propinó al partido de Manuel Velasco Coello, fue en aquellos distritos en los que buscó diputaciones de manera solitaria, pues obtuvo 25 mil cinco votos lo que se traduce en el 1.51 por ciento de las preferencias electorales, es tanto el descontento ciudadano que hubo más votos nulos con 92 mil 190 que dan un 5.60 por ciento.
Adios aplanadora
El pasado 7 de junio, el PVEM apabulló a los demás partidos políticos, al lograr el triunfo en los 12 distritos en la elección federal, lo que daba la impresión de que los triunfos podrían repetirse de manera abultada por ser el partido en el poder.
Sin embargo, el verde fue enfrentado por los ciudadanos quienes en una jornada electoral inédita le propinó la peor de las palizas, haciéndolos despertar de la borrachera electoral en la que seguían inmersos.
Luego de 43 días de aquella soñada elección para los miembros del PVEM, hoy la situación es otra, tendrán que sentarse a ver en las plazas públicas como otros cuadros detentan el poder político y económico que se genera desde los ayuntamientos.
Hay quienes auguran un mal futuro para el PVEM. Muchos creen que el del domingo es el escenario que podrían enfrentar en 2018, cuando se renueve la gubernatura, elección en la que el PRI tiene a sus propios aspirantes y con esta bocanada de oxigeno, difícilmente dejarán que la elección sea encabezada por los derrotados.
En caída libre
Lo más grave para el PVEM sea la incertidumbre y derrotas en municipios tan importantes, en los que sus cuadros quedaron fuera de las presidencias municipales o están muy cercanos a las derrotas; un caso concreto ocurre en Tuxtla Gutiérrez, la capital del Estado, en la cual hay quienes vaticinan para el miércoles la confirmación del triunfo de Paco Rojas candidato del PAN a la alcaldía y quien pasó por encima de Fernando Castellanos Cal y Mayor.
En la capital el PREP señala que Paco Rojas, llevaba hasta ayer 54 mil 352 votos algo así como 92.15 por ciento, mientras que en la casilla del PRI y PVEM no arrojaba resultados, sin embargo, los dos candidatos se declararon ganadores, por lo que el resultado final se dará a conocer una vez que se realicen los cómputos finales.
En tanto otra de las ciudades importantes como Comitán de Domínguez, en donde Marco Antonio Guillén abanderando al PRI obtuvo la victoria sobre el ex legislador federal Mario Guillén Guillén, quien contó con todo el respaldo de la estructura del Verde, a raíz que es precisamente ese municipio la cuna del dirigente estatal Eduardo Ramírez Aguilar.
Otro de los municipios importantes en cuanto a presupuesto que fue arrancado de las manos del PVEM, fue Tila en el cual Eliseo Trujillo se alzó con el triunfo al obtener nueve mil 229 sufragios lo que se convierte en 31.54 por ciento, arrebatándole el poder al cacique Limbert Gómez actual alcalde y quien trató de imponer como sucesor a su primo César Gómez.
Chilón tierra que gobernó el diputado federal electo, Leonardo Guirao Aguilar, fue otro de los municipios que pasarán a ser gobernados por el PRI a partir del 1 de octubre, ahí la tendencia marcan 10 mil 664 hacia el candidato del tricolor.
Pero la ola de derrotas que los chiapanecos le propinaron al PVEM, se contrapone con las victorias que ese partido logró en Ocosingo y Palenque, en el primero al ser computadas el 70.63 por ciento de las actas, la tendencia da la ventaja al abanderado del verde con 19 mil 36 votos sobre el PRI quien obtuvo ocho mil 777 sufragios.
Desde el inicio del proceso electoral, Palenque se convirtió en la joya de la corona para la clase gobernante de Chiapas, el domingo obtuvieron el triunfo en la persona de Carlos Morelos Rodríguez con 11 mil 962 votos sobre ocho mil seiscientos setenta y seis de Alfredo Cruz Guzmán, quien abanderó a Chiapas Unido.
Satisfechos
Y mientras en el PVEM no encuentran el camión que los arrolló, sus aliados en del PRI no caben de gusto, para muestra están las palabras de Roberto Albores Gleason, quien acompañado del líder nacional de este partido celebró la copiosa participación de la ciudadanía en las elecciones, al tiempo que sostuvo que el priismo está vivo y que la confianza ganada en las elecciones reafirma el compromiso por generar una política de resultados.
Roberto Albores reiteró que los priistas se sienten fortalecidos por los triunfos y comprometidos con trabajar en unidad para que siga adelante el desarrollo de Chiapas de la mano del gobernador Manuel Velasco y el presidente Enrique Peña Nieto.