Pablo Neruda vuelve a su amada China

Neruda visitó China en 1928, en 1951 y en 1957 y sobre su navegación del río Yang-tse, en la última visita, escribió: “pocos paisajes hay en la tierra de tan abrumadora belleza”.

El premio Nobel de Literatura Pablo Neruda vivirá para siempre en el gran parque de Chaoyang de Pekín, donde la presidenta Michelle Bachelet reveló este miércoles un busto del poeta chileno.

Obra del escultor chino Yuan Xikun, la escultura recuerda la gran admiración del poeta chileno por el gigante asiático.

Neruda visitó China en 1928, en 1951 y en 1957 y sobre su navegación del río Yang-tse, en la última visita, escribió: “pocos paisajes hay en la tierra de tan abrumadora belleza”, recordó la presidenta.

Durante ese viaje, Neruda escribió algunos grandes poemas de sus libros “Navegaciones y regresos” y “Estravagario”.

“A esos parajes de abrumadora belleza les debemos algunos textos muy importantes en la obra nerudiana y que nos hablan de la grandeza de China”, según Bachelet que citó: “…De mar a mar/de tierra a nieve/ todos los hombres te contemplan/China”.

Neruda, dijo, “tuvo la fortuna de comprobar que China era despierta y vital. Y nosotros también comprobamos hoy, con la misma admiración del poeta, el ímpetu, la creatividad y empuje de los hombres y mujeres de esta tierra; el despliegue de ciencia, tecnología, tradiciones y belleza con que China asombra al mundo cada día”.

La presidenta de Chile, que llegó a Pekín para participar en la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) y realizar una visita de trabajo, quiere estrechar la cooperación con su principal socio comercial y lo ha invitado a aumentar sus inversiones en el país sudamericano.