E. Zapata

Consternada por la conducta de su menor

El estudiante Filiberto Hernández Landero, jefe de grupo y agresor de su compañero de estudios Kevin Jesús Calderón Díaz, intentó quitarse la vida al tratar de ingerir ácido muriático, revela llorando su señora madre, Cristina Landero García.

Con los ojos llorosos y sin contener el dolor y sufrimiento que enfrenta, la señora Espinoza Martínez amablemente concede la entrevista en el interior de la escuela secundaria general “Carlos Pellicer”, en espera de ser llamada por el director del plantel y las autoridades educativas para una junta de carácter urgente.

La afligida madre menciona, que pese a que su hijo tiene temor de que tomen represalias en su contra, y de que no quiere asistir a la escuela, es motivado por ella misma y sus familiares; sin embargo teme que le vayan a hacer algo a su menor, que ponga en riesgo su vida.

“Cuando se quiso quitar la vida estaba en casa, estoy preocupada, la verdad tenemos miedo, queremos que se solucione el problema de una vez por todas”, dijo llorando la madre de Filiberto Hernández Landero.

Pide al secretario de Educación en la entidad, Rodolfo Lara Laguna, al mismo gobernador del estado Arturo Núñez Jiménez, a la CEDH su protección y la de su hijo, ya que es un joven que no es agresivo, y no se explica por qué se involucra a Filiberto Hernández Landero en este hecho que ha rebasado la armonía que prevalecía hacia el interior de la escuela, dijo la entrevistada.