OTAN llama a aliados

0
17

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, llamó a los aliados a reforzar su defensa colectiva y a profundizar su cooperación en respuesta a las recientes acciones de Rusia con relación a Ucrania.

“Este trabajo ya se ha iniciado, pero la crisis (ruso-ucraniana) lo hace más urgente”, señaló al inaugurar una reunión de dos días con los ministros de Defensa de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Bruselas.

La cita, la primera desde el inicio de la crisis, tiene por objeto analizar las implicaciones a largo plazo y en todo el este de Europa de los eventos ocurridos en Ucrania desde el pasado diciembre.

“Estamos delante de un nuevo escenario en materia de seguridad debido a la agresión ilegal de Rusia contra Ucrania. La crisis ha mostrado que el abanico de amenazas a la seguridad se está ampliando y tornándose más imprevisible”, sostuvo.

“Aún tenemos que tratar de amenazas como el terrorismo, la piratería y el cybercrimen. Pero también debemos considerar el desafío impuesto por el intento de Rusia de retrazar las fronteras a fuerza”, dijo.

Según Rasmussen, los aliados tienen previsto adoptar en su cumbre de septiembre, en el País de Gales, un “plan de preparación a la acción” que tornará sus fuerzas militares “mejor preparadas, más rápidas y más flexibles”.

A corto plazo, los aliados podrían anunciar este día nuevos despliegues en la región, atendiendo a un pedido de Polonia, que teme una amenaza rusa sobre su territorio.

“Ya hemos dado pasos inmediatos. Revisaremos estos pasos y consideraremos qué más tenemos que hacer”, explicó Rasmussen al inicio de la reunión.

Aún así, el líder aliado reiteró que la crisis ruso-ucraniana sólo puede solucionarse de manera política e insistió en que una retirada total de las tropas rusas en las zonas fronterizas con Ucrania supondría “un paso en esa dirección”.

“Hemos visto el inicio de esa retirada pero aún hay decenas de miles (de soldados rusos en la región). Esa presencia masiva de tropas no está justificada”, afirmó.

La OTAN también espera que Moscú “deje de apoyar a las bandas armadas que han ocupado edificios y han tomado como rehenes a observadores de la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa)” en el este de Ucrania.