Fuego Amigo

0
14

Quimillo

Atractivo comercial150 Edición de Fuego Amigo.

Hospital General, en buenas manos.

Camacho Quiroz, recado “Al Verde”

Doña Leticia Coello, enojada por obras.

El día de hoy, FUEGO AMIGO llega a su entrega número 150. Agradezco al DIARIO DE PALENQUE y a su director, Jorge Isidro Figueroa y a todos los que hacen posible este importante diario, por el cobijo que en todo este tiempo le ha brindado a la columna. Sé que en algunas hemos alcanzado nuestros objetivos de comunicar y de criticar, en el buen sentido de la palabra, pero además propositivo; en otras, más o menos la hemos librado, y en algunas, de plano, no la hemos hecho. Agradezco fundamentalmente a mis “cinco” lectores por ser fieles a como venga la columna. A “Mateo”, igual mi más amplio reconocimiento por el sigilo y el tino con que se mueve para buscar la noticia e información… Así es el hule y por eso se estira, jeje.

Por razones estrictamente familiares, la semana pasada estuve casi todo un día en el Hospital General de esta ciudad. Sé que muchos tendrán más de una queja por la falta de infraestructura especializada y personal humano para desahogar las múltiples solicitudes de atención de la creciente demanda que cotidianamente tiene el hospital. Justo es reconocer, creo yo, que de las muchas quejas que se generan, casi todas tienen su origen en la masificación con que opera hoy día este centro hospitalario. Y no es poca cosa, atiende toda la región XIII Maya Chol, hasta donde sé, con pocas camas y personal, llámese operarios, enfermeras o doctores. Los que laboran ahí, hacen su mejor esfuerzo para mitigar el dolor de tanta gente que todos los días ocurren a ese nosocomio.

No es coba, ni “pago de factura”, me reencontré con un joven profesionista que realmente me dejó sorprendido con su capacidad y su don de gente (como los hay muchos en esa institución), por la atención personalizada que da a todos los asuntos que son materia del hospital; lo vi, no solo a mí y a mi familia atendió personalmente, sino a todos los que pudo, de la clase social que fuera. Observé la camaradería pero también el respeto que hay entre él y el personal médico y trabajadores. Me estoy refiriendo al joven galeno, Oscar Alfaro Zebadúa. No me cabe la menor duda, que su trabajo y dedicación, le baja presión a las deficiencias visibles o invisibles que pudiera tener el hospital. No hay mejor forma de exigir trabajo que trabajando. Enseñar con el ejemplo es la mejor forma de alcanzar productividad; le observé esa cualidad al doctor. Y no solo eso, me externó el compromiso que como Palencano tiene de servir a la sociedad con entrega y responsabilidad, sin distingo de clases sociales, religiosas y políticas. Bien por el doctor, muchos como él cambiarían el rostro al sistema hospitalario Estatal, felicidades Doctor Oscar Alfaro Zebadúa y que siga cosechando muchos éxitos.

La pepena

La visita que recientemente hizo el dirigente Nacional del PRI, ha sido objeto de muchas interpretaciones y conjeturas por la prensa nacional, pero principalmente por la prensa estatal, por ejemplo, de las varias aristas que se han tocado, yo coincido con una, en el sentido de que entre otras cosas, César Camacho trajo el recado de Los Pinos, “para que le bajen un poco “al producto de gallina” de los verdes” en eso de las campañas adelantadas que por todo el Estado han comenzado a promover, y a recordarles que la alianza no solo fue para la elección, sino también para gobernar; que no todas las canicas van hacer para el verde, eso, dicen los que saben, y quedó muy claro.

Que se olviden aquellos que desde sus altos cargos en alguno de los poderes ya daban por hecho quiénes iban entrar a la competencia electoral, incluso, a pesar de sus largas colas o sus diplomas de “The Amate School”. No, esto todavía va a dar para más, los que andan ya en campaña, que se olviden; denlo por hecho, el pastel no se lo va comer solo el verde. Tampoco será para los priistas de facto o los de mil amores (que se han recorrido todos los partidos, que no tienen escrúpulos ni principios). Aii tá.

Me cuenta “Mateo”, que es fuerte el rumor, aunque usted no lo crea, que Doña Leticia Coello de Velasco, presidenta del DIF Chiapas y madre del Gobernador del Estado, está muy enojada y que en el primer momento le comentará al gobernador que lo están timando con las obras de remodelación del parque y el boulevard de Palenque. Nadie cree que ese remedo de parque cueste 28 millones de pesos y no sé cuanto más el famoso boulevard Palenque- Aeropuerto. Todo mundo nos lamentamos que dos obras tan importantes, que modifican sustancialmente, la entrada a la ciudad y el propio corazón de ella, hayan sido construidas con tan poca calidad arquitectónica y sin tomar en cuenta la opinión de la sociedad en general. La verdad, lo hemos dicho aquí en otra ocasión, faltó socialización de los proyectos y costos como en toda sociedad democrática debe hacerse. Aii tá…Bueno, hasta aquí mi amor llegó, si el infarto nos lo permite, nos leemos la próxima entrega, si no, nos vemos en el Hotel y restaurante Quiloma. (t&d).