Balancán

Extraña desaparición de un bebé

Los padres del recién nacido responsabilizan al personal del Hospital Francisco J. Solís, lugar donde se atendió el parto.
Joven pareja desde hace más de una semana viven atormentados por no saber nada de su bebé que nació en el hospital Francisco J. Solís, debido a que nadie les asegura ni informa sobre si murió o qué pasó con el recién nacido, el cual aseguran nunca les mostraron; sin embargo, el personal del lugar les recomendó que se fueran del nosocomio antes que les cobraran los siete mil pesos por el parto, por lo que ya interpusieron denuncia para que se investiguen los hechos sobre este caso.

Así lo dieron a conocer a los medios de comunicación el señor Diego Guadalupe García González y su esposa Mariana de la Cruz Ramírez, quienes también dijeron que el pasado viernes habrían interpuesto una denuncia en la Agencia del Ministerio Público, con la finalidad de que Sergio García Álvarez, agente  investigador, hiciera las averiguaciones correspondientes y se investigara al personal del Hospital para dar con el paradero del bebé.

“Realmente no me supieron dar datos de él, y supuestamente una persona me dijo que había nacido completo, de ahí me trajo otra noticia de que mi bebé salió despedazado y realmente estamos en duda” detalla Diego, quien desconoce lo que sucedió realmente con el recién nacido.
Por su parte, Mariana de la Cruz Ramírez, quien dio a luz en el Hospital, destacó que fue al control de embarazo pero el médico le dijo que el corazón del bebé no se escuchaba bien y después la mandaron a urgencias.

Precisa que fue en el Hospital de Balancán donde le dijeron que su bebé estaba muerto. De acuerdo con el control de embarazo, le faltaban 2 días para los 8 meses.

“Me dejaron internada y desde el sábado (14 de junio) en la madrugada, me empezaron los dolores. Fui al baño y sentí que algo me bajó en mis partes y llamé a una doctora. Me llevaron al quirófano y estuvieron los doctores, uno de ellos era Bonfil; como no pude dar a luz me pasaron a otra camilla, y ahí sentí que lo tuve y él bebé salió entero”.

Comenta que: “cuando salí del hospital solo pasó mi esposo con una receta y no dieron razón de nada. Mi familia reclamó lo del bebé y no se lo quisieron dar, tanto que mi marido estuvo insiste e insiste y le dijeron que se fuera o tenía que pagar siete mil pesos y no le supieron decir para qué”.
BEBE1
Diego Guadalupe García González y Mariana de la Cruz Ramírez, quieren saber qué pasó con su pequeñito.