E. Zapata

Fuera de peligro el Jefe Jurisdiccional

Pérez Azamar fue lesionado al llegar a su casa, su costilla le salvó la vida

Fuera de peligro se encuentra el jefe de la Jurisdicción Sanitaria número 07 de Emiliano Zapata, José Antonio Pérez Azamar, quien fuera apuñalado por dos desconocidos a las afueras de su hogar.

Hechos registrados a las 22:00 horas del pasado martes cuando el galeno regresaba de sus labores como funcionario de la Secretaría de Salud, y después de haber concluido una reunión evaluatoria con el equipo de trabajo y amigos que lo apoyan en sus aspiraciones a la presidencia municipal por Emiliano Zapata, por el Partido de la Revolución Democrática.

Amigos cercanos al Doctor Pérez Azamar dijeron que la salud del facultativo es estable, y que por ser diabético e hipertenso el cuidado permanece las 24 horas del día. Por su parte, el Agente del Ministerio Público del fuero común con sede en esta ciudad, Vladimir Miranda López, quien inició la averiguación previa 174/2014 por el delito de lesiones, ya giró oficio de investigación a la Policía Investigadora de la PGJ en esta municipalidad.

Y es que dos sujetos desconocidos le salieron al paso al doctor Pérez Azamar cuando se disponía a ingresar a su domicilio en la calle Libertad, colonia Las Lomas de esta ciudad. Uno de ellos lo golpeó en diversas partes del cuerpo, pero al forcejear el profesionista con sus agresores, impidió que las tres puñaladas que recibió en su cuerpo penetraran y dañaran un órgano vital que pusiera en riesgo su vida.

Al bajarse de su vehículo se percató que dos jóvenes estaban unos metros adelante, a los cuales no les tomó importancia, ya que en primer lugar no cuenta con enemigos y en segundo lugar, como estaba lloviendo fuerte, pensó que los sujetos se estaban protegiendo de la lluvia.

Al estar abriendo la puerta de su casa sintió las estocadas del arma en donde inmediatamente sus atacantes emprendieron la huida; como pudo entró a su casa y le habló a su mujer, fue cuando se dio cuenta que su camisa estaba ensangrentada, y como su esposa, Cortés Pineda, es enfermera, le prestó los primeros auxilios y le aplicó dos puntadas.

Antonio Pérez Azamar, dijo que “Gracias a Dios que uno de los navajazos que fueron del lado derecho pegó en la costilla y no tocó ningún órgano vital, de no haber sido así, no estuviera platicando”.

Por su parte, familiares y amigos se encuentran consternados por estos hechos, que un momento puso en peligro la vida del servidor público, por lo que piden mayor vigilancia y rondines policiales por las noches, sobre todo en colonias populares en donde vienen operando delincuentes que bajo el amparo de la oscuridad comenten robos a casas habitación, negocios, escuelas, y automóviles, además de asalto a mano armada a transeúntes.

Gracias a Dios que uno de los navajazos que fueron del lado derecho, pegó en la costilla y no tocó ningún órgano vital, de no haber sido así, no estuviera platicando”.

José Antonio Pérez Azamar

Jefe de la Jurisdicción Sanitaria

JEFE2
Con las ropas llenas de sangre el médico.